9 Consejos para preparar tus finanzas durante el matrimonio


 

El día de la boda es uno de esos que muy pocas veces se olvida. Todo es lindo y se siente armonía y felicidad por doquier. Sin embargo, como todos sabemos, una vez se acabe la luna de miel empieza la “vida real” de la pareja en donde las obligaciones y responsabilidades  son parte del día a día de ambos. Las finanzas durante el matrimonio son complicadas, y tristemente son la principal causa de los divorcios.

En esta nueva etapa, el dinero no debe ser tema de conflicto entre la pareja si las cosas se hacen bien desde un principio.

Aquí te paso 9 consejos que te ayudarán a manejar tus finanzas durante el matrimonio:

  1. Transparencia: El matrimonio debe basarse en respeto,  honestidad y transparencia. Ambas partes deben conocer cuánto dinero gana la otra persona y entender hasta cuanto se puede ahorrar o gastar. Conocer la realidad financiera de ambos permite tomar las mejores decisiones y evitar problemas.
  2. Conozcan el historial de crédito de ambos: Ambos deben pedir una copia de su historial de crédito. En el mismo se detallan todas las cuentas que se tienen pendientes con cualquier entidad o proveedor (bancos, mueblerías, tarjetas de crédito, etc.) Usualmente no pensamos mucho en este tema pero es importante conocer los hábitos de consumo de la otra persona. También es importante saber si hay errores en el reporte que se nos presenta y corregir de ser necesario pues el mismo es usado por muchas instituciones para otorgarnos crédito.  Es también crucial trazar un plan de acción en caso de que se deba dinero a terceros. La Asociación Panameña de Crédito emite este informe gratis (www.apc.com.pa)
  3.  Cuentas bancarias:  Recomiendo abrir una cuenta de ahorros y una cuenta corriente conjunta, es decir, donde ambos sean designados como beneficiarios y en donde ambos tengan firma. En esta cuenta podrán depositar regalos de la boda y de aquí podrán pagar gastos de la casa. Sin embargo, cada uno debe mantener por lo menos 1 cuenta a título personal, y con más razón si la relación con dicho banco ha sido de muchos años. No sabes cuándo vas a necesitar una referencia bancaria personal y además siempre es sano contar con fondos propios y discrecionales.
  4. Ahorros: Tan pronto anuncien el compromiso, deben proponerse a ahorrar parte de su salario ya sea para gastos de la fiesta, de la luna de miel o de du futuro hogar. Los expertos recomiendan ahorrar el 10% de su salario combinado para tales efectos y tener ahorrados por lo menos 6 meses de gastos en un “fondo de emergencia”.
  5. Presupuesto: Deben calcular el nuevo presupuesto familiar. Tomen en cuenta que muchos de los servicios se pueden duplicar por lo que se deben cancelar cuanto antes a fin de no pagar de más.
  6. Decidan quien hace que: En algunas parejas se designa a una persona que se encargue de manejar los gastos del día a día de la casa y la otra persona puede ocuparse de las inversiones a largo plazo. En otras parejas, los gastos se dividen entre el esposo y la esposa y cada uno queda responsable por pagar lo que le corresponde sin que el otro se inmiscuya. Cada matrimonio tiene su propia fórmula para trabajar y la mejor es la que les funcione.
  7. Beneficiarios. Una vez que se casen, se deben poner como beneficiarios de las cuentas y de las pólizas de vida y de salud a la pareja y/o a hijos, si los hay. Usualmente es solo llenar un nuevo formulario ante el banco o compañía de seguros. Igualmente, se debe actualizar el testamento para ajustar a la nueva realidad
  8. Nombrar como dependientes: Al igual que el punto anterior, se debe hacer un listado de membresías o de afiliaciones de cada miembro de la pareja y decidir cuándo se debe nombrar a la otra persona (o a hijos) como dependiente pues en muchos casos se cuenta con los mismos beneficios que el principal sin tener que pagar por ambos.
  9. Cambio de nombre: Para todas aquellas chicas que decidan incluir el apellido de casada, deben contactar a todas las entidades financieras, compañías de seguros, y entidades similares a fin de actualizar sus datos pues una diferencia entre la cédula y el nombre que aparece en estas cuentas puede causar gran demora para cualquier trámite. Lo mismo se debe hacer con la cédula, licencia de conducir y pasaporte. Si la esposa tiene una carrera que requiera de licencia especial (abogada, contadora, ingeniera, etc,), también debe actualizarla.

Espero haberte podido ayudar y que pongas en práctica estos consejos para manejar tus finanzas durante el matrimonio.

Si quieres ser emprendedora, baja mi libro completamente gratis: “Empieza antes de estar lista- las 20 tareas que puedes ir haciendo para arrancar tu propia empresa mientras trabajas para alguien más” Busca mi libro gratis 

BAJA GRATIS "EMPIEZA ANTES DE ESTAR LISTA"- Aprende como se arranca un negocio.
Marketing by