El sueño de muchos es la compra de la primera casa. Sin embargo, con los precios que vemos anunciados hoy en día, podemos pensar que alcanzar esta meta es casi imposible y nos quedamos alquilando o viviendo con nuestros padres o algún familiar.

Pero conseguir ese sueño no es tan difícil. Te explico:

 

El mercado inmobiliario ha fluctuado increíblemente en los últimos años pues los costos de construcción (materiales y mano de obra) se han incrementado en todo el mundo.

Con esta realidad, pongamos los pies sobre la tierra y aceptemos nuestra situación: lo más probable es que la casa que podemos pagar ahora mismo es más chica y con menos amenidades de la que tenemos en mente.

Con esto no te quiero desalentar sino explicar que llegar a nuestra casa ideal es un proceso. Lo importante es empezar.

En promedio, una familia pasa por 2 o 3 casas antes de llegar a la casa en donde se sienten cómodos y pasan la mayor parte de su vida. E incluso, una vez los hijos crecen y se van de casa, muchas personas deciden mudarse una vez más a una más pequeña.

¡Anímate a conseguir esa primera casa o apartamento ya! Lo más seguro es que en algunos años su valor se haya incrementado sustancialmente y que tu situación económica haya mejorado también.

La podrás vender o incluso alquilar y mudarte a la siguiente. Aquí te paso algunos consejos:

1. Acércate a varios bancos y pide que te calculen la letra que puedes pagar con tus ingresos actuales. Esto es sumamente importante pues de aquí parte la búsqueda.

Pide que tomen en cuenta los gastos de mantenimiento al hacer el cálculo. Recalco que el ejercicio debe hacerse en, por lo menos, 3 bancos pues las tasas de interés y comisiones varían y puede que ahorres bastante.

No llames por teléfono. Lo mejor es ir en persona.

2. Calcula que tendrás que poner de abono entre el 5%- 20% del precio de venta dependiendo del banco, del tipo de inmueble y si es nuevo o usado.

3. Revisa que tengas las fichas del seguro social de los 2 últimos años al día o si eres independiente, que tengas tus 3 últimas declaraciones de renta y que estés paz y salvo.

4. Empieza a ahorrar sistemáticamente para ese abono, aunque no hayas empezado a buscar la nueva casa. Es el momento de cortar todo gasto innecesario, conseguir un segundo empleo, vender aquello que no necesites, pedir ese aumento, programar banca en línea para hacer ahorro automático, etc. Esto lo puedes hacer desde hoy.

5. Contacta a un corredor de bienes raíces idóneo. El comprador no paga ningún tipo de comisión y tendrás a alguien de confianza ayudándote en el proceso (que puede ser complicado por la cantidad de documentos).

Te recomiendo visitar la página de ACOBIR (Asociación Panameña de Corredores y Promotores de Bienes Raíces) y contactar a alguno de sus miembros.

6. Revisa la trayectoria del promotor. Mira los proyectos que ya tienen en el mercado.

7. Aunque no tengas pareja ni hijos ahora mismo, aconsejaría comprar una casa o apartamento con 2 o 3 recámaras (aunque sean más chicas), pues ahora la podrías alquilar para ayudar a pagar la hipoteca y, más adelante, te serviría para tu familia.

8. Procura buscar una casa lo más cerca posible a tu lugar de trabajo o donde frecuentas. Debes calcular muy bien el tiempo que pasarás en el carro todos los días, los gastos de peaje, gasolina, etc.

9. No te preocupes por los muebles de tu casa nueva. Si no puedes comprar todo al principio, no importa! Lo más difícil es tener la casa. Los muebles vienen poco a poco. Además el proceso es más divertido.

Pide prestado, que te regalen, revisa anuncios, hazlos tu misma! Hoy en día se pintan y remodelan muebles usados y quedan muy bien por poquito dinero.

¡Te prometo que no vas a arrepentirte! Da el primer paso hoy.

Si quieres ser emprendedora, baja mi libro completamente gratis: “Empieza antes de estar lista- las 20 tareas que puedes ir haciendo para arrancar tu propia empresa mientras trabajas para alguien más” Busca mi libro gratis. 

 

BAJA GRATIS "EMPIEZA ANTES DE ESTAR LISTA"- Aprende como se arranca un negocio.
Marketing by