Pedir un aumento puede ser una de las tareas más difíciles a las que se enfrenta un asalariado, sin embargo, vivimos en una cultura en la que la única forma de obtener lo que queremos es trabajando por ello.

En esta ocasión, te daré algunos tips de cómo y cuándo debes pedir (o no) un aumento.

1. Lleva un diario: Apunta todas las ocasiones en donde has dado algo extra por la empresa. Estas cosas se olvidan fácilmente y vas a necesitar recordárselas a tu jefe.

Aspectos importantes son: puntualidad y asistencia, buena presencia, acoplo al reglamento de trabajo, ahorros a la empresa, traer nuevos clientes, mejorar procedimientos existentes, exceder en las metas anuales, trabajar tiempo extra, ayudar a tus compañeros, culminación de estudios, etc.

2. Determina cuando fue la última vez que se te aumentó: Por lo general los aumentos se hacen cada 1-3 años dependiendo de cada empresa y de cada posición. Si consideras que has hecho un buen trabajo y que no se te ha aumentado, es hora de que hables con tu jefe.

3. Ten una cifra clara en mente: Cuando vayas a pedir un aumento, no esperes que tu jefe adivine cuánto quieres ganar de más. Sugiero investigar en el mercado cuánto ganan otros que hagan lo mismo o algo similar a tu trabajo.

Se realista con tus expectativas y con tu desempeño hasta el momento. Una forma de investigar salarios es en páginas Web de bolsas de trabajo o en anuncios del periódico.

4. Pide una cita con tu jefe inmediato: no entres en la oficina sin antes haber agendado una reunión con la persona encargada de evaluarte. En algunas empresas el superior jerárquico inmediato es el que determina los aumentos, en otras se debe elevar la petición a otro departamento.

Trata de pedir esta cita justo antes de que se cierre el presupuesto del año entrante. Todas las empresas tienen políticas distintas, pero por lo general el presupuesto del próximo año se elabora durante los 3 últimos meses del año anterior.

5. No le des vueltas al asunto: Si de verdad tienes los méritos (ver punto #1), y no te han aumentado en un tiempo razonable (ver punto #2) te mereces un aumento. No es un favor el que te hace la empresa y debes atreverte a pedirlo.

6. Negocia: Si no te pueden aumentar salario, puedes negociar que se te otorguen ciertos beneficios tales como: pago de viáticos, gasolina, celular, seguros, etc. O también puedes pactar una fórmula distinta para el pago de bonificaciones o comisiones.

7. Prepárate para una respuesta negativa: Recuerda que lo peor que te puede pasar (si llevas bien la reunión, es decir, con respeto) es que te digan que no se puede o que tienes que esperar un tiempo adicional. De ser el caso, ya sabes en qué posición te encuentras y podrás tomar mejores decisiones.

8. Pregunta cómo se te está evaluando: Es muy importante que tu supervisor te de retroalimentación de cómo estás haciendo tu trabajo y que esperan de ti. Por lo general, se deben hacer evaluaciones a los empleados todos los años para tocar base en cuanto al desempeño.

También es importante que sepas cuándo NO debes pedir un aumento pues tus posibilidades disminuyen:

1. Apenas regresas de vacaciones: Sugiero esperar por lo menos 2 meses para que tengas tiempo de volver a tomar todas tus tareas.

2. Cuando te has ausentado regularmente del trabajo: Ya sea por enfermedad o por permisos especiales, o porque hayas tenido certificado de incapacidad o alguna excusa válida.

Te recomiendo esperar un término razonable con asistencia y puntualidad impecable antes de conversar con tu jefe, asumiendo que tengas los méritos para solicitar el aumento.

3. Si la compañía está pasando por un periodo difícil: Puede ser que el mayor cliente se haya ido, o que otro empleado haya renunciado, o cualquier situación que haya alterado el funcionamiento de la empresa. Sugiero esperar a que se normalice la situación.

4. Estado de ánimo de tu jefe: Si está de mal humor o pasando por un periodo difícil.

5. Cuando no has estado haciendo tu mejor trabajo y sólo necesitas el dinero: Recuerda que los aumentos van amarrados al desempeño.

6. Cuando sabes que estás bien remunerado por el trabajo que haces: Con esto quiero decir que tienes que investigar lo que pagan otras empresas a personas con un trabajo similar o igual al tuyo. Los empleadores saben cuánto se paga en el mercado y no verás un aumento salvo que tu posición o responsabilidades cambien o si tu desempeño se vuelve extraordinario, resultando positivo para la empresa.

Espero que estos tips hayan sido útiles ¡¡Buena suerte!!

BAJA GRATIS “EMPIEZA ANTES DE ESTAR LISTA”- Aprende como se arranca un negocio.
 
Marketing by

The post Cómo pedir un aumento appeared first on Studio Camelia.