Diez habilidades profesionales que debes dominar antes de los 30


 

El mundo laboral hoy en día es sumamente competitivo y los buenos puestos en las buenas compañías son perseguidos. También las redes sociales y la forma en que interactuamos con nuestros supriores, compañeros y clientes han cambiado de manera considerable en los últimos años. Aquí te describo las principales habilidades profesionales que debes dominar antes de cumplir 30:

1. Acostúmbrate a dar las gracias: Debemos recordar nuestros modales en el ambiente profesional. Siempre da las gracias por escrito mediante email o mediante una nota a las personas que te ayuden o que te den una cita. Esta práctica habla muy bien de ti.

2. Cambia los ajustes de privacidad en tu perfil de Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat o cualquier otra aplicación similar : No es necesario que tus compañeros y aun peor, tus jefes y clientes tengan acceso a las fotos de la rumba del fin de semana pasado, ni que se enteren del estado de tu relación sentimental. Revisa muy bien cada vez que aceptes a personas a estas cuentas.

3. Actualiza tu perfil en Linkedin: Hoy en día son más las compañías que buscan posibles candidatos para nuevas vacantes en Linkedin. Aunque estés sumamente feliz en tu puesto actual, siempre es buena idea mantener este perfil actualizado.

4. Actualiza tu hoja de vida: No solo basta con mantener tu perfil de Linkedin al día, también debes actualizar tu hoja de vida cada vez que terminas un título, tomas un seminario, publicas una tesis, te cambias de trabajo, etc. Los formatos de hojas de vida han cambiado y ya no solo se estila enviarlo en una sola página como solíamos hacer. Hoy en día vemos, dependiendo de la industria, hojas de vida que se entregan con gráficas, secuencias, en forma digital, etc. Ten cuidado con el formato pues algunas industrias siguen siendo sumamente conservadoras pero si lo tuyo es la creatividad, demuéstralo.

5. Aprende a controlar tus emociones: El lugar de trabajo no es donde vamos a exponer nuestros sentimientos ni frustraciones. Todos tenemos problemas personales y como adultos debemos aprender a manejarlos. Si estás pasando por un momento excepcionalmente difícil, habla en confianza con tu jefe inmediato y pide un par de días de tus vacaciones hasta que lo resuelvas.

6. Encuentra un mentor: siempre es una buena idea contar con el apoyo de alguien mayor que nosotros y que ya haya pasado por lo que estamos viviendo en nuestra línea profesional. Busca un mentor y trata de aprender de él o de ella lo más que puedas. Los mentores pueden estar dentro o fuera de la empresa donde trabajamos.

7. Expande tu círculo social y de trabajo: En el ámbito laboral es sumamente importante aprender a cultivar y obtener nuevos contactos, quienes eventualmente hasta en amigos se convierten. Puedes ingresar en algún comité de algún gremio, participar de seminarios o de conferencias. Lleva siempre tus tarjetas de presentación, pide la de ellos y dale seguimiento una vez se haya culminado el evento.

8. Siempre llega 10 minutos antes: esta práctica es sumamente útil pues te permite demostrar tu profesionalismo. No hay nada peor que la impuntualidad en el mundo laboral y deja mucho que decir si se hace costumbre.

9. Responde a emails dentro de las próximas 48 horas a lo máximo o menos si están en un proyecto en específico: el ambiente laboral va a paso sumamente rápido. Las personas que envían emails esperan que los mismos sean respondidos de inmediato. Si te llegan demasiados emails, tómate un tiempo y arregla los filtros de la bandeja de entrada para ir desasiéndote de los que son “spam” o basura y salte de todas esas listas de emails que no te interesan. Si sales de vacaciones o pides alguna licencia, procura poner un mensaje automático para que la persona que lo envía sepa que está pasando. Si tienes demasiado trabajo y realmente no puedes dar respuesta, no ignores el correo, sino que debes escribir que leíste el mismo y que darás respuesta en el tiempo que determines necesario.

10. Aprende a vestirte para tu trabajo: Cada industria y cada compañía es distinta, pero debes aprender a vestirte para el trabajo que tienes. Si usas uniforme, procura prestar atención a los códigos del mismo. Mantén buena apariencia, maquillaje apropiado, cabello y manos limpias (y por favor, te ruego que mantengas removedor de líquido de uñas en una gaveta en caso de que el esmalte se empiece a caer. Es mejor mostrar uñas limpias que un manicure a medias).

Si quieres ser emprendedora, baja mi libro completamente gratis: “Empieza antes de estar lista- las 20 tareas que puedes ir haciendo para arrancar tu propia empresa mientras trabajas para alguien más” Busca mi libro gratis

 

BAJA GRATIS "EMPIEZA ANTES DE ESTAR LISTA"- Aprende como se arranca un negocio.
Marketing by