Ya pronto comienzan las clases en Panamá. Parece mentira lo rápido que se ha pasado el verano cuando uno la está pasando bien.

Como lo usual es que en las columnas que hable acerca de finanzas personales, este espacio lo usaré  para conversar acerca de cómo administrar el dinero y enfrentar los gastos asociados con el colegio.

 

Pero esta vez no les voy a dar ningún consejo, porque yo sé que mis lectores que tienen hijos son padres y madres responsables e informados.

Estoy segura que hicieron una lista de todo lo que iban a necesitar y un estimado del precio y que buscaron temprano la lista de útiles que reparte la escuela.

Puedo asegurar que ahorraron todo el año para no verse en aprietos en este comienzo de clases y que lo complementarán con el décimo (que ojalá haya sido adelantado).

Sé que han estudiado todas las ofertas con las que hemos sido bombardeados en todos los medios ofreciendo útiles escolares, zapatos, mochilas, etc., y ya saben cuáles son los establecimientos con los mejores precios y calidad y que lo han comprado con tiempo.

Además puedo afirmar que ya hablaron con la prima/vecina/amiga con hijos más grandes para ver si les pueden pasar uniformes y libros en buen estado a los niños menores y que han rescatado lo más posible del año pasado.

También espero que no se hayan dejado llevar (mucho) por aquellos caprichos de los niños en donde se empecinan en comprar el último modelo de zapatilla o de mochila, muchas veces fuera de presupuesto.

En fin mis queridos amigos, confío en su organización este año.  Sin embargo, les quería recordar que son muchos los padres de familia que no cuentan con los recursos suficientes para comprar todo lo que requieren los colegios hoy en día y la situación se agrava si tienen a más de un hijo estudiando.

Esta es la realidad tanto es colegios públicos como privados donde la lista de útiles, cuadernos, libros, etc., es cada vez más extensa.

Es por eso que quería invitarlos a que ayudemos a estos padres de familia a educar a sus hijos en la medida de nuestras posibilidades.  Todos conocemos por lo menos a una persona a quien podemos ayudar.

Según sean nuestros medios, podemos comprar y regalar desde un cuaderno o una caja de colores, hasta becar a un estudiante durante el año.

Lo importante es que todos entendamos que educar a todos los niños panameños debe ser una prioridad, ya que es la única forma de crecer como país.

 

 BAJA GRATIS "EMPIEZA ANTES DE ESTAR LISTA"- Aprende como se arranca un negocio.

Marketing by