¿Quieres se la favorita de la oficina? 8 consejos para que lo seas


 

¿Quieres ser la favorita de la oficina? Este es un tema del que no se habla mucho a nivel profesional, pero te aseguro que existe.

Por supuesto que cuando se les pregunta a gerentes y personas con rango si existe diferencia entre los empleados, lo van a negar rotundamente. Sin embargo, tu misma lo puedes comprobar en tu lugar de trabajo, donde lo más seguro es que no todos los colaboradores sean tratados de la misma manera. Y lo cierto es que hay razones por las que esto pasa.

Si analizas a los consentidos, notarás que comparten muchas características similares. Aquí te paso los secretos para que tú también pases a ser parte de este grupo de estrellas:

 

  1. Honestidad: Empiezo con este valor pues debe ser prioridad en todos los aspectos de tu vida. Con respecto al trabajo, debes ser una persona en la que se puede confiar con los ojos cerrados. Debes hablar y actuar con honestidad ante tu empresa, tus jefes, tus compañeros y tus clientes. Si cometiste un error, debes ser la primera en admitirlo y en ofrecer una solución.
  2. Trabajo en Equipo: Detrás de un gran proyecto, siempre está un gran equipo. Debes ser una persona con quienes tus colegas se sientan cómodos trabajando, es decir, de personalidad agradable. Debes adquirir las habilidades que te permitan llevarte bien con todos, aunque no compartas siempre los mismos puntos de vista. Los jefes aprecian altamente a un colaborador que sepa trabajar en equipo pues a nadie le gusta que le asignen trabajar con la conflictiva de la oficina.
  3. Proactiva: No hay nada que moleste más a un superior que tener que recordar muchas veces a una persona que debe completar alguna tarea. Las consentidas saben cuáles son sus responsabilidades y las cumplen a perfección dentro de los tiempos requeridos sin mayor supervisión. Igualmente, debes estar siempre dispuesta a aprender más y a tomar mayores responsabilidades, pues es la única forma de avanzar profesionalmente.
  4. Cuidado con el dinero de la empresa: No importa cuál sea tu puesto, siempre puedes estar pendiente del dinero de la empresa, ya sea buscando y ofreciendo soluciones para ahorrar dinero o ideando e implementando estrategias para atraer clientes. ¡Atrévete a sugerir tus ideas… lo peor que pueda pasar es que nos les guste, pero créeme que agradecerán tu interés, esfuerzo y compromiso con la empresa.
  5. Promesas: en todo momento procura no prometer más de lo que puedes cumplir. Si sabes que tienes trabajo atrasado, no prometas que vas a entregar un reporte al día siguiente. Es mejor calcular bien tus responsabilidades y entregar antes de lo prometido. Las promesas sin cumplir en el trabajo restan muchos puntos.
  6. No habla mal de los demás: Como dice el dicho..”lo que Juan habla de Pedro, dice más de Juan que de Pedro”. Si tienes algún tipo de conflicto con cualquiera en la oficina, debes conversar solamente con un superior de confianza o con la persona de recursos humanos para que resuelva la situación. Ventilar cualquier problema con terceros ajenos al asunto no resuelve nada y solo te deja mal.
  7. Vida fuera de la oficina: Una persona se vuelve mucho más interesante cuando tiene intereses fuera del trabajo. Además, compartir tiempo con familiares y amigos hace que seas una persona más feliz y agradable.. y ¿Quién no quisiera tener a una persona feliz y agradable en su equipo?

 

Como ves, lograr aprecio en tu trabajo requiere de una serie de aspectos que en realidad son fáciles de aprender. Ponle mucha pasión a lo que haces y de seguro sobresaldrás muy rápidamente.

Si quieres ser emprendedora, baja mi libro completamente gratis: “Empieza antes de estar lista- las 20 tareas que puedes ir haciendo para arrancar tu propia empresa mientras trabajas para alguien más” Busca mi libro gratis

BAJA GRATIS "EMPIEZA ANTES DE ESTAR LISTA"- Aprende como se arranca un negocio.
Marketing by