Quiero renunciar a mi trabajo y quedarme en casa con los niños


 

Muchas mujeres me dicen: “Quiero renunciar a mi trabajo y quedarme en casa con los niños, pero no puedo darme el lujo”.

Si este esquema está en tus planes, te paso 10 consejos para que puedas planear vivir con un solo sueldo:

  1. Ten una conversación honesta con tu pareja: Que uno de los dos deje de trabajar es una decisión sumamente importante  para la familia. Ambos deben estar comprometidos con el nuevo estilo de vida y con los ajustes que se deberán hacer.
  2. A planear con tiempo: Siempre lo he dicho, es importantísimo tener ahorrados por lo menos los gastos de 6 meses. Si uno de los 2 va a dejar de trabajar, esta suma debería incrementar a 12 meses pues el que trabaja puede quedarse sin empleo de un día a otro.
  3. Determinen realmente cuánto dinero aporta la persona que se quedará en casa. Se deben sumar los bonos, décimo tercer mes, viáticos, pago en especie, etc. Así mismo, se deben tomar en cuenta todas las deducciones que se hacen (Caja del seguro social, impuestos, seguro educativo, etc). Debes tener un número cerrado al final del análisis y desde ahí partir al hacer recortes.
  4. Determina cuánto dinero ya no se tendrá que gastar. Así mismo, en el nuevo presupuesto habrá que modificar ciertos rubros pues algunas cosas ya no serían gasto. Por ejemplo: guardería/nana, busito colegial, gasolina o transporte del que se queda en casa, ropa de trabajo, lavandería, idas frecuentes al salón de belleza, dinero para almuerzos o cenas fuera de casa, etc.
  5. Determina cuánto dinero realmente se puede ahorrar: Este es el momento de verdaderamente revisar el presupuesto familiar a fin de determinar que se puede obviar. Empieza con lo grande: refinanciamiento de la hipoteca y préstamo del carro, revisión en planes de celular y de cable, ahorro en cuenta de la luz, sacar a los niños de alguna actividad extracurricular y reemplazarla por actividades que cuesten menos, conseguir mejores planes de seguro, etc. Cada línea del presupuesto se debe revisar y se debe hacer una lluvia de ideas de como disminuir el gasto. Lo ideal es reducir la misma cantidad que está dejando de percibir el que se quedará en casa.
  6. Considera mudarte a una casa más económica. Lo sé. El mercado inmobiliario en nuestro país hace difícil encontrar muchas opciones económicas y que te gusten. Sin embargo lo puedes considerar. Incluso puedes alquilar tu vivienda actual a una tercera persona y mudarte a un lugar que cueste menos y aportas con la diferencia al presupuesto familiar.
  7. Revisa los seguros: La persona que se queda en casa debe aparecer como beneficiario de las pólizas de salud y de la Caja del Seguro Social del que trabaja. Por favor no quedarse sin cobertura médica.
  8. No dejes de ahorrar: Aun cuando no puedan vivir con las mismas comodidades, deben ahorrar todos los meses en una cuenta de jubilación privada como Progreso o Profuturo.
  9. Mira otras opciones: Si aun revisando el presupuesto y haciendo ajustes no logran llegar al dinero necesitado para poderte quedar con los niños, considera otras opciones de empleo desde casa o a medio tiempo. Puedes hablar con tu empleador actual. Aunque no es una práctica muy común todavía, poco a poco tomará importancia. También el que trabaja puede solicitar un aumento o puede cambiarse a un trabajo donde genere más ingresos.
  10. Practiquen: Sugiero practicar vivir con un solo sueldo mientras ahorras para el fondo de emergencia para que experimenten en realidad como sería la nueva vida desde un punto de vista financiero. Podrán hacer los ajustes necesarios antes de la renuncia.

Si quieres ser emprendedora, baja mi libro completamente gratis: “Empieza antes de estar lista- las 20 tareas que puedes ir haciendo para arrancar tu propia empresa mientras trabajas para alguien más” Busca mi libro gratis

BAJA GRATIS "EMPIEZA ANTES DE ESTAR LISTA"- Aprende como se arranca un negocio.
Marketing by